Jose María Heredia 2910, Prados de Providencia, CP 44670, Guadalajara, Jal.
(+52) 33 31 49 59 61

TU CUERPO VALE Y VALE MUCHO!!

Hace más de 2000 años, Cristo entró en el templo y lo vio lleno de vendedores, comida y suciedad. Él era perfectamente consciente de la presencia de su Padre en el templo. Cristo, consciente de la dignidad y el valor del templo podía experimentar dolor de ver cómo lo trataban y lo convertían en un tianguis; en lugar de rezar vendían, en lugar de adorar a Dios lo profanaban.

Ahora, el templo de Dios más hermoso donde al Él le gusta habitar es nuestro cuerpo; Él más que nadie conoce su dignidad y valor, pero hay que preguntarnos ¿Cómo lo tratamos? ¿Cómo lo cuidamos? ¿También somos conscientes de su valor, de su belleza y de su dignidad? 

Nuestro cuerpo es tan bello y tan valioso que Cristo quiso venir y habitar en el Él. Es su forma de gritarnos a todo pulmón que nuestro cuerpo fue creado para ser AMADO, no usado; para SER VISTO CON AMOR y ADMIRACIÓN, no con miradas que quieren arrebatar tu dignidad; que fue creado para REVELAR EL MISTERIO DE DIOS,  que es una plena comunión de amor, donde El Padre se da al Hijo, el Hijo se da al Padre y de su amor brota el Espíritu Santo. 

Nuestro cuerpo varón y mujer, vale tanto que Dios decide revelar su misma esencia a través de él. El hombre y la mujer, al necesitarse mutuamente para alcanzar la unidad y la fecundidad, gritamos al mundo que Dios es una plena comunión de amor y que nos invita a vivirla en plenitud en la tierra para después vivirla con El en el cielo. 

Te invito a amar tu cuerpo, cuidarlo, aceptarlo tal cual es y mirarlo como Dios lo ve, con profundo amor y admiración. Que nadie lo use, lo maltrate, lo tome como un juguete, pues merece ser tratado como amor, mirado con respeto y una profunda admiración. 

X