Jose María Heredia 2910, Prados de Providencia, CP 44670, Guadalajara, Jal.
(+52) 33 31 49 59 61

¿EL AMOR CRECE, SE ESTANCA O SE ACABA?

El otro día me dieron una conferencia con una teoría sobre el amor, que en lo personal me pareció muy triste y negativa.
La expositora afirmaba que te casas amando al otro al 100% y ese es el máximo amor que vas a experimentar por el otro, que cada que tienen un problema el amor baja y no se vuelve a recuperar. Ella nos compartió que decidió tomar esta postura para no permitir que ningún problema bajara el amor en su matrimonio y se terminara acabando el amor.

Yo por otro lado, mientras ella exponía, me pasaba esta reflexión por la cabeza:
AMAS MAS AL OTRO mientras más lo conoces, lo aceptas y le ayudas con paciencia a ser la mejor versión de sí.
AMAS MAS AL OTRO mientras más conoces sus heridas y le abres las tuyas, y sobrellevan juntos un proceso de sanación.
AMAS MAS AL OTRO mientras más conoces sus necesidades, deseos legítimos y las haces propios.

Y esto solo se da en un camino que recorremos juntos en el matrimonio, solo se da con el tiempo, con las experiencias vividas juntos; como esposos, padres, abuelos. Solo se da cuando nos enfrentamos a un problema y salimos de él conociéndonos más, aceptándonos más, admirándonos más, amándonos más. Esto solo se da cuando somos capaces de abrir nuestra vulnerabilidad ante el otro y aprendemos a comunicarnos por medio de ella.

El amor crece, el amor debe crecer. Así como nadie nace caminando, nadie nace amando.

Es verdad que los problemas pueden acabar con el sentimiento amoroso que alguna vez hubo, pero también es verdad que los problemas y la vida misma matrimonial nos pueden llevar a conocer más al otro, a aceptarlo más, a admirarlo más, a AMARLO MÁS. Depende de nuestra disposición de principio a fin en la relación de procurar siempre el mayor bien de ambos

El amor crece, se estanca o se va acabando. Tú qué decides, ¿Trabajar por crecer en amor día a día? ¿simplemente sobrevivir? ¿ o quizás ni eso?

Fernanda Gómez

X